"Yo le sigo... es que un cliente al que no puedo dejar de atender..."

“Sólo un momento… es que es un cliente importante…”

Escenario: aula de formación.

Participante típico: hombre, vendedor, 27 años; un ojo en el curso y otro en su smartphone. Puede además tener conectado su portátil y/o tablet.

Comentario típico al formador: “¡Yo te sigo, eh!… es que tengo que contestar un correo por una operación muy importante que no puede esperar…”

O participante que se levanta y sale del aula diciendo “disculpa, es que no puedo no contestar, es un cliente importante / mi jefe, no puedo ignorarle la llamada”.

¿Cómo debe reaccionar el formador?

Habría dos posibles posturas: [leer más…]