Como diría Benedetti, refiriéndose a la amistad y al amor, dos territorios limítrofes y confundibles son la negociación y la manipulación.

Cuando me relaciono con los clientes, con un colaborador de mi equipo o en mis relaciones personales, puedo confundir ambos procesos de comunicación, incluso existiendo buena voluntad por mi parte, dando lugar, más tarde o más temprano, a inesperados clientes perdidos, comerciales que se pasan a la competencia o amores que me abandonan.

Veamos dos tipos de diferencias entre manipulación y negociación:

  • en los recursos usados por el negociador / manipulador para lograr sus objetivos y
  • en las consecuencias de ambas situaciones.

[leer más…]